Las candidatas a la Presidencia de México y al Senado de la República, apoyarán para que el Gobierno del cambio garantice salud y apoyos sociales a grupos vulnerables

 

Luego de la torrencial lluvia que cayó en la sierra de Tamazunchale y sus alrededores, la Huasteca potosina se pintó de verde, lo mismo que el corazón de miles de personas, en su mayoría integrantes de las comunidades indígenas que acudieron a escuchar las propuestas de Ruth González Silva y Claudia Sheinbaum Pardo, candidatas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) al Senado de la República y a la Presidencia de México, respectivamente.

Entre tonalidades intensas de rojo, amarillo, verde y rosa, colores de la Huasteca potosina y de las prendas de gala de los tének y náhuatls, Claudia Sheinbaum y Ruth González fueron recibidas por los habitantes del “lugar de la mujer gobernadora”, significado en náhuatl de Tamazunchale, donde dirigentes de las comunidades indígenas entregaron a Sheinbaum Pardo el bastón de mando que simboliza la confianza que los pueblos originarios ponen en la candidata y el compromiso de convertirla en la primera presidenta de México.

Portando un vestido blanco bordado por manos de artesanas indígenas potosinas con la tradicional flor huasteca tenek que representa la “sabiduría ancestral de la mujer”, Claudia Sheinbaum se comprometió a velar por las comunidades originarias, mantener e incrementar los apoyos sociales implementados por el presidente Andrés Manuel López Obrador e impulsar que a partir del 2025 haya apoyos económicos a mujeres a partir de los 60 años, becas estudiantes de primaria, impulso a jóvenes para adquirir una vivienda y la construcción de una Universidad de la Salud en la Huasteca potosina.
En su mensaje, Ruth González Silva ofreció el apoyo total desde el Senado de la República para que la administración de Claudia Sheinbaum y el Gobierno del cambio incrementen los apoyos sociales y el número de beneficiarios a fin de alcanzar a todas las familias de los pueblos originarios de San Luis Potosí que por décadas fueron condenadas a la marginación y la pobreza por la herencia maldita.

La candidata al Senado se comprometió con Claudia Sheinbaum a que el próximo 2 de junio las y los potosinos saldrán a las urnas y la convertirán en la primera presidenta de Mexico de la mano del Partido Verde Ecologista de México.

 

Leave a Reply

Skip to content